Cuando una serie se encasilla en el género de “terror”, muchas son las dudas y especulaciones que surgen a raíz de esta palabra. Porque esto remite al espectador a escenarios oscuros e historias escalofriantes, o quizás a escenografías cliché que no tienen una historia fuerte que atrape a la audiencia. Pero sin duda alguna, este no es el caso de The Haunting of Hill House una serie original de Netflix creada por Mike Flanagan, quien también es su guionista.

Esta historia es una adaptación de la novela homónima de Shirley Jackson, y relata la vivencia paranormal de la familia de los Crains, un núcleo familiar común, que dio con la mala fortuna de vivir en una casa que tiene más fantasmas que jardín. Y esto lo demostró un video realizado por IMDb, donde muestra los cerca de 43 fantasmas que aparecen en el desarrollo de la historia.

Los Crains están conformados por el señor Hugh Crain y la señora Olivia Crain y sus cinco hijos  Luke, Nellie, Steve, Theodora y Shirley. Quienes deciden mudarse a Hill House, y desencadenar una serie de episodios escalofriantes, donde se encontrarán con fantasmas que jamás habrían esperado ver.

Cada uno de los personajes cuenta con una historia personal, que demuestra desde diferentes tiempos y espacios su manera de haber vivenciado la estadía en esta casa, la misma que deja a la familia dos pérdidas, que desatarán fuertes encuentros con sus fantasmas del pasado. Y hago especial énfasis a sus fantasmas porque no solo son los que sus mentes crearon, sino también los que la casa tenía. Los mismos que los harán regresar a esa casa que los vio crecer durante poco tiempo y años después los remitirá a esos espacios donde deberán enfrentarlos.

Este thriller, aparte de tener una historia fuerte y bien elaborada, también atrae a los espectadores por su escenografía, vestuario y le recurso audiovisual de sus tres líneas de tiempo, donde demuestran la vivencia de los Crain en Hill House, luego la vida de la familia después de “La Noche”, que parte la historia en tres, y finalmente el presente, donde se desarrollan todos los interrogantes de los hermanos ante la experiencia paranormal.

También se rescata un elemento muy importante en el desarrollo de la historia que se centra en “La Sala Roja”, un cuarto que durante la historia estuvo cerrada, y cada uno de los personajes tiene un especial interés a esta habitación que no puede ser abierta, y luego los reflejos rojos de este cuarto se ven expuestos en detalles tan simples como el vestuario, los cajones de juguetes, entre otros elementos que hacen especial este cuarto que trae tanto misterio a la serie.

Quienes logran rescatar de la serie de 10 episodios todos estos detalles, sin duda alguna le están dando un valor agregado a la producción que en definitiva está entregando uno de los mejores trillers a los espectadores fanáticos del cine de terror.

Alejandra Eusse

Alejandra Eusse Cuartas, 25 años, Comunicadora Social y Periodista. Me gusta que me cuenten historias, pero me gusta más escribirlas. Periodista en Espacio & Publicize.

Ver todos sus post

AGREGAR COMENTARIO

¡Bienvenido!

Revisa ahora mismo tu correo electrónico

Te hemos enviado un mensaje para

confirmar que esté correcto.