El año comenzó y la entrega de premios también. El pasado domingo 7 de diciembre tuvo lugar la entrega número 75 de los Golden Globes Awards (Globos de oro) en Beverly Hills, California, Estados Unidos.

Como de costumbre, vimos desfilar a las celebridades más influyentes de la televisión, el cine y otras celebridades que rodean la industria del entretenimiento, pero hubo algo diferente esta vez: El negro fue el color de la noche ¿por qué? Porque: Time’s up.

Time’s up es el nombre de un movimiento contra el acoso sexual fundado este año, como respuesta al efecto Weisntein y al #MeToo.

En noviembre del año pasado, la Alianza Nacional de Campesinas (primera organización nacional de mujeres campesinas de los Estados Unidos creada por una granjera y un grupo de mujeres procedentes de familias granjeras) escribieron una carta en solidaridad con las victimas de Hollywood envueltas en las acusaciones de abuso sexual contra Harvey Weinstein. La carta que se publicó en la revista Time describe las experiencias de ataque y hostigamiento contra las granjeras. La carta declara que fue escrita en nombre de aproximadamente 700,000 mujeres granjeras de los Estados Unidos.

El movimiento entonces se anunció en el New York Times el primero de enero de este año, citando la carta de la Alianza y mostrando el deseo de apoyar a todas las mujeres que no tienen acceso a las plataformas de comunicación o que quizá no tienen los medios para alzar su voz y contar acerca de sus experiencias.

 

De esta manera, las celebridades de Hollywood que habían tenido el valor de contar sus historias de abuso, se unieron a esta campaña de Time’s up y decidieron que, en esta primera entrega de premios del año, usarían todo el color negro en sus trajes:

¿Por qué? Para generar consciencia sobre el ataque y hostigamiento sexual, sobre la igualdad de géneros en la industria y sobre los salarios equitativos entre mujeres y hombres. Los hombres también se unieron a la nocion llevando un pin con la frase. (Toda la mercancía del movimiento está disponible en su página oficial.)

Así, entonces, los Golden Globes se vistieron de negro y toda la ceremonia estuvo llena de mensajes de fuerza, ánimo y coraje, resaltando, por supuesto, el magnífico discurso que dio Oprah al ser galardonada con el premio Cecil B. DeMille, en honor a su trayectoria cinematográfica, donde llenó la audiencia de esperanza sobre un mundo donde nadie más tenga que decir yo también (#metoo) porque el tiempo se acabó (Time’s up)

Alejandra Marín

Poeta. Editora. Empeliculada. Salada como el mar. Amarilla de todos los colores. Me sudan las manos. Siempre con afán. Sponge Bob lover. Escribo porque tengo mucho que decir. Fin

Ver todos sus post

AGREGAR COMENTARIO

¡Bienvenido!

Revisa ahora mismo tu correo electrónico

Te hemos enviado un mensaje para

confirmar que esté correcto.