El sexto libro de Canción de Hielo y Fuego, saga en la que está basada la famosa serie Game of Thrones, fue escrito por una Inteligencia Artificial. El autor original de los libros, George RR Martin, ha retrasado la fecha de lanzamiento en repetidas ocasiones, terminando por desesperar a un ingeniero fan de la serie que ha programado una Inteligencia Artificial para que escribiese su propia versión del libro.

La entrega está muy completa, según varios lectores, pero obviamente no está pensada para ser leída como si se tratase de una entrega real de la saga. De lo que se trataría más bien es de un curioso experimento sobre las posibilidades actuales que tiene el uso de IA, y aun que Vientos de Invierno escrito por la misma inteligencia artificial tiene muchas carencias, sorprende en varios aspectos.

Uno de los hechos más interesantes es que la IA ha logrado recolectar la información y datos necesarios de los cinco libros anteriores para imitar la manera de escribir y el estilo que tiene el autor oficial George R.R Martin. Sin embargo, no ha sido capaz de crear una novela totalmente a la perfección, pues hay varias partes que carecen de sentido.

La historia de los libros de Game of Thrones es muy larga. La primera entrega fue publicada por allá en 1996, hace ya más de veinte años. Desde entonces sólo se han publicado cinco más, a una media de un libro cada cuadro años aproximadamente. La última entrega vio la luz en 2011, desde eso han pasado cinco años en los que Martin trabaja en pulir Vientos de Invierno.

Además de la saga de los libros, el autor ha estado trabajando en precuelas y libros complementarios, tal es el caso de El Caballero Errante y el resto de novelas de Duncan el Alto, además de un libro llamado Un Mundo de Hielo y Fuego.

Stiven Cartagena

Productor de Multimedia, fiel seguidor de las nuevas tendencias tecnológicas. Amante de los videojuegos. Disfruto del cine y la música.

Ver todos sus post

AGREGAR COMENTARIO

¡Bienvenido!

Revisa ahora mismo tu correo electrónico

Te hemos enviado un mensaje para

confirmar que esté correcto.