Querido Netflix, nunca dejes de hacer series originales ni nos abandones, amén.

¿Por qué amamos tanto Netflix? Por esa magnífica capacidad de crear contenido diferente; (diferente en la manera en que cuentan las historias). Esta es una serie que vale la pena empezar sin siquiera ver el tráiler.

Nuevamente nos encontramos una apuesta a los protagonistas jóvenes; chicos entre los 13-16 años, entrando a la pubertad, pero tranquilos, esta no es una serie más de adolescentes en el colegio, con problemas de bullying, chicas populares y el típico equipo de atletas, oh no, es mucho más que eso.

Everything Sucks nos sitúa en 1996, en el aburrido estado de Oregon. Luke y sus amigos comienzan la secundaria y deciden entrar al grupo audiovisual de la escuela. Luke se enamora de una chica y allí comienza esta montaña rusa ambientada por un EXCELENTE SOUNDTRACK.

¿Qué hace esta serie especial? Se aleja del típico cliché de los estereotipos que tanto hemos visto de las escuelas norteamericanas.
Cada capítulo nos sumerge en los deseos de cada personaje que terminan dando giros sorprendentes e incluso inesperados. La temprana exploración de la identidad sexual, la siempre desastrosa decepción amorosa, los retos que naturalmente llegan cuando se crece, las transformaciones y la aceptación de quienes somos, es lo que nos encontramos con esta serie.

Otro punto por rescatar es la excelente actuación de los personajes y la manera en que están construidos. No son niños con afán por crecer o ser mayores, cada uno acepta el ritmo que tiene su vida y aunque en ciertos capítulos conocemos las maravillosas capacidades de algunos (Luke y su talento para hacer películas, por ejemplo) todos se mantienen fieles a lo que son y así se quieren mostrar.

El factor paternal también es importante, la ausencia de la figura materna o paterna, como influye el amor y la compresión de un padre en la búsqueda de la identidad, es una historia que se va dando entre líneas.

Esta serie se aleja mucho de lo que ya nos ha cansado y nos acerca más a lo real, a situaciones fuertes y reales que pocas veces se pueden expresar de una buena manera.

Everything Sucks apenas tiene una temporada de 10 capítulos que sin duda, al terminar, nos deja con ganas de más.

Alejandra Marín

Poeta. Editora. Empeliculada. Salada como el mar. Amarilla de todos los colores. Me sudan las manos. Siempre con afán. Sponge Bob lover. Escribo porque tengo mucho que decir. Fin

Ver todos sus post

AGREGAR COMENTARIO

¡Bienvenido!

Revisa ahora mismo tu correo electrónico

Te hemos enviado un mensaje para

confirmar que esté correcto.