¿Te has preguntado de dónde sale tanta inspiración para los escritores de Black Mirror? Debes ver este documental, aunque la respuesta puede ser más simple: de nosotros mismos.

Este tipo de series, que muestran los límites y peligros de una sociedad sumergida en la internet y la tecnología, no están muy lejos de nuestra realidad. Con el caso de Black Mirror se han conocido situaciones donde pareciera que los capítulos anticiparan hechos, por ejemplo, el auto-robot que entrega pizzas, lanzado hace poco por Pizza Hut y el reciente caso con el parlante inteligente de Amazon: Alexa, donde hay usuarios que afirman que “Alexa” se ríe en medio de la noche y comienza a leer nombres de personas recientemente fallecidas.

Dark Net es un documental en serie que nos muestra que la realidad está a nada de superar la ficción. Esta producción de 8 episodios de no más de 30 minutos cada uno, cuenta, desde diferentes situaciones, la historia de personas que han padecido, de alguna u otra manera, los efectos positivos y desastrosos del internet y la tecnología.

Obsesión, mejoras, abuso, provocación y rebelión, son algunos de los títulos de los capítulos que, sin duda, reafirman que el internet es un universo perverso, que, si bien se creó para un uso educativo, constructivo y positivo, ha evolucionado a niveles que nadie nunca pudo predecir.

Temas como la Deep web y sus peligros, pornografía, venganza, almacenamiento de datos, gadgets, microchips insertados en la piel y un sinfín de temas más, muestran dos extremos del mundo que está consumiendo nuestras vidas, porque es real, llevaos primero nuestros celulares que nuestras identificaciones.

El documental fue lanzado hace dos años, pero desde entonces, nada parece haberse reducido, por el contrario, el daño se ha expandido, los peligros y la vulnerabilidad han aumentado y el futuro de términos como moral, respeto, discreción y seguridad son cada vez más inciertos.

Ver este documental es entrar en una realidad perturbadora que ignoramos hasta que nos vemos directamente afectados.

Alejandra Marín

Poeta. Editora. Empeliculada. Salada como el mar. Amarilla de todos los colores. Me sudan las manos. Siempre con afán. Sponge Bob lover. Escribo porque tengo mucho que decir. Fin

Ver todos sus post

AGREGAR COMENTARIO

¡Bienvenido!

Revisa ahora mismo tu correo electrónico

Te hemos enviado un mensaje para

confirmar que esté correcto.